Urge nueva Ley del Transporte en Oaxaca

Ante la anarquía vial que pone en riesgo al peatón e impide una movilidad eficiente, el Movimiento Ciudadano de Cultura Vial (MOVIAL), urgió desde 1998 el establecimiento de una Ley de Transporte, la creación de una Secretaría y la reforma al Reglamento de Tránsito que data de 1972.

En aquel momento se señaló que la ley sentaría las bases para un reordenamiento vial, por lo cual se sugirió tomar como modelo Ia capital del Estado, solicitando a la autoridad municipal la realización de un diagnóstico a partir del cual se pudieran diseñar mecanismos de eficiencia.

Dicho diagnóstico fue encargado a la consultoría Cali Mayor y asociados por tres millones de pesos, entregando un proyecto de reordenamiento basado en el modelo europeo y que avaló el aumento de la tarifa del transporte público; este trabajo solo heredó a la ciudad las vueltas inglesas y la propuesta de hacer el libramiento poniente, desdeñando la capacidad de los profesionales oaxaqueños. Existe la posibilidad de contar con una ley de vanguardia en el país, pues en su mayoría se trata de leyes de concesiones para el transporte publico y no un marco legal para el transporte en general.

Oaxaca vial

Se requiere de una Legislación General de Transporte, que como dice el maestro Adolfo Roberto Vásquez, equilibre los principios fundamentales de Tránsito y la adquisición de hábitos que permitan al Ciudadano acomodar su comportamiento a las normas, reglas, circunstancias.

Estas normas deben ser de observancia general, pues como señala Luis Rosales Gamboa, ex Subsecretario de Control de Tránsito de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, aproximadamente 5 de cada 100 accidentes viales son ocasionados por peatones que deciden ignorar los semáforos o ahorrar tiempo cruzando por lugares inadecuados. En el 2011 se registraron en total 14 mil 483 percances automovilísticos, entre ellos los 724 causados por los transeúntes.

Si bien una ley es necesaria, esta no tendrá sentido si no se instrumentan otros mecanismos que responsabilicen en las calles a peatones, conductores y transportistas por igual y no por excepción como la pretendida Ley de Transito que establece normas para el ciudadano, no así para el transporte publico y menos la obligación del Estado de resarcir los daños ocasionados por falta de mantenimiento de la vía pública, lo que constituye otro hecho de negligencia.

100_1987

Por ello, MOVIAL entregó al Congreso Local el 8 de junio del 2011, la primera iniciativa ciudadana para la creación de la Ley General del Transporte para el Estado de Oaxaca y que en el marco nacional representaría una ley de vanguardia.

Dicha iniciativa presentada tiene como principio básico, la movilidad y la seguridad de las personas, pilar legal dentro de los estándares internacionales en materia de vialidad y que en México solo tres estados han acatado; en el caso de Oaxaca ni siquiera está contenida como aspecto central.

Una Ley de Transporte es indispensable, pero apenas sería el primer paso para buscar el reordenamiento del sector, por ello, dentro del marco legal requerido, Movial propone la siguiente estructura:

Gráficas

 

La Ley General de Transporte del Estado de Oaxaca, como su nombre lo indica es de carácter general, donde se establecen los preceptos para la movilidad en Oaxaca y la regulación del transporte público, para lo que se requiere una serie de normas para su eficaz aplicación.

Es indispensable una reforma de fondo al Reglamento de Transito que tiene 40 años que entro en vigor para establecerlo con obligatoriedad a todo el sector, a la par de la creación de una Ley de Vialidad y Transporte, como una norma de carácter administrativo que regir{a y transparentará la relación del transporte público con la autoridad; es la ley que da cuerpo a la Secretaría de Transporte.

Ahí radica la importancia de esta iniciativa que es de vanguardia, separar los aspectos de seguridad y movilidad, de los actos administrativos de la autoridad con el sector público, ya que en la mayoría de las leyes que existen en el caos en materia de vialidad, se da prioridad a la relación con el transporte motorizado.

 

100_1854